Saltar ao contido principal
Xornal  »  "La emigración proporcionó una idea popular pero poco científica de América"

Pilar Cagiao Vila, Profesora de Historia de América de la Universidad de Santiago de Compostela

"La emigración proporcionó una idea popular pero poco científica de América"

Pilar Cagiao Vila, profesora de Historia de América de la USC
Pilar Cagiao Vila, profesora de Historia de América de la USC
  • Ignacio Rodríguez

La profesora de Historia de América de la USC y presidenta del comité organizador del Congreso Institucións Americanistas. Fondos Bibliográficos e Investigación, Pilar Cagiao Vila, sostiene que la Biblioteca América nació con la pretensión de favorecer el conocimiento sobre América y lo americano.

-En Julio de 1904 Gumersindo Busto inicia la recopilación de material que le serviría de base para la creación de una universidad hispanoamericana en Santiago. ¿Qué fue de aquella idea?

-La de idea de creación de la universidad hispanoamericana, como el propio Gumersindo Busto reconocía, no era original. De hecho, en aquel mismo año de 1904, e incluso con anterioridad (hubo algunos antecedentes presentados en el Congreso Pedagógico de 1892 y en el Congreso Económico y Social de 1900), había sido propuesto algo similar para la Universidad de Salamanca. La propuesta había sido hecha por Unión Iberoamericana de Madrid con el fin de fomentar las estancias de estudiantes iberoamericanos en España. En el caso de la propuesta de Busto, además de haber influido en él las corrientes regeneracionistas imperantes en ese momento, también estuvo marcado por la propia realidad migratoria, es decir, por el desconocimiento que se tenía en una tierra como Galicia en particular, y en España en general, de América.

-Pero, ¿sería factible hoy crear una universidad con estos mismos fines?

-Hoy las cosas son muy diferentes. Las posibilidades que nos ofrecen las comunicaciones y la difusión de la información, los viajes, etc... posibilitan un intercambio mucho mayor, más rápido y eficaz. Cada vez son más los profesores y alumnos que realizan experiencias de investigación, docencia y aprendizaje cruzando el Atlántico, en uno y otro sentido. Es realmente enriquecedor para todos. Las redes interuniversitarias, los proyectos de investigación conjuntos y, en general, las actividades académicas plantean las cosas de otro modo. América está hoy más cerca.

-¿Qué motivos llevaron a este emigrante benefactor a que Santiago fuera la universidad sede de sus iniciativas?

-Busto pensó en Santiago como sede de sus iniciativas, porque era su ciudad natal. Él había nacido en San Martín de Laraño, una parroquia perteneciente a Santiago. Y además porque Santiago era por entonces la única ciudad de Galicia que contaba con una estructura universitaria, por lo cual se deducía que era el mejor lugar para ubicar la biblioteca, en "un centro de saber universitario". La idea, imbuida de un indiscutible carácter filantrópico, fue característica de otros muchos emigrantes, que trataron de mejorar su tierra de origen, y más particularmente su lugar concreto. Pero Busto no sólo pensó en Santiago, aunque la Biblioteca América fue su "hija predilecta", también colaboró en otras iniciativas en Galicia, como las escuelas hispanoamericanas del Valle Miñor o los tranvías de Vigo, por citar algunas.

-La Biblioteca América, en un primer momento, también hacía las veces de museo. ¿Qué razones impulsaron a que variara esta dedicación?

-La idea inicial pretendía que la biblioteca cumpliese las dos funciones: la de acervo bibliográfico y museístico, para proporcionar un conocimiento lo más amplio posible de América y de lo americano.

-Este año, la USC conmemora el centenario de esta institución bibliotecaria. ¿La exposición en Fonseca es el acto principal de esta celebración?

-El lunes se inauguró una exposición que se exhibirá hasta el 9 de enero de 2005. En la exposición, además de la muestra, se proyecta un vídeo y se ofrece la posibilidad de manejar dos DVDs interactivos. En todo ello se ha trabajado mucho gracias a un equipo excepcional de documentalistas.

-¿Habrá más actos?

-Se completa con un ciclo de conferencias y mesas redondas que comenzarán el viernes. Además, esperamos que en los próximos meses se editen los catálogos temáticos digitales de los fondos de la Biblioteca América.

-¿El acervo bibliográfico relacionado con América y depositado en la USC transciende la importancia histórica?

-El acervo bibliográfico de esta biblioteca es sobre todo singular. Hay algunos elementos realmente importantes por su antigüedad, por la escasez de existencias en otros repositorios..., pero yo diría que es sobre todo la singularidad lo que los hace destacables, ya que la Biblioteca América se fue formando a lo largo de un tiempo determinado, con un carácter enciclopédico y continental, por lo tanto, gran parte del saber de las dos últimas décadas del XIX y primeras del XX está representado en gran parte en este fondo. De la literatura a las ciencias, pasando por la historia, la música o cualquier otra cosa.

-¿Se podría hablar de unos fondos ya rentabilizados?

-El fondo podría estar más rentabilizado. De hecho, este evento conmemorativo pretende darlo a conocer porque lamentablemente no ha estado muy difundida su existencia.

-¿El congreso de instituciones americanistas sobre fondos bibliográficos y de investigación tendrán continuidad?

-Confío en que así sea. De hecho, la profesora que vino de la Universidad de Barcelona y que investiga otra institución coetánea en el tiempo a la Biblioteca América, la Casa de América de Barcelona, se ha ido con la idea de repetir la próxima edición en Barcelona el año que viene.

-Usted, que es profesora de Historia de América, ¿cree que los oriundos del nuevo continente se sienten apadrinados por los españoles?

-Creo que las cosas han cambiado. El hecho de la existencia de tantos lazos comunes, sin que ello nos haga olvidar que también hay muchas singularidades y diferencias, hace que nos entendamos bien, que haya sintonía..., pero no superioridad por nuestra parte, y menos en lo cultural. En América y de América aprendemos continuamente.

-¿Cuáles fueron los periodos de relaciones más cálidas entre Galicia y América?

-Las relaciones entre Galicia y América se vieron favorecidas por la emigración. En todas las casas de Galicia, se habló durante décadas de Buenos Aires, Montevideo, La Habana o, más tarde, Caracas, sólo por citar ejemplos. Las familias estuvieron escindidas por décadas en ambas orillas de Atlántico. Esto proporcionó un conocimiento popular, quizás poco o nada científico, pero en cualquier caso útil. Hoy es distinto. Pero en la reversión del proceso y en algunos colectivos inmigrantes que hoy llegan a Galicia tiene que ver esa historia anterior, porque son nietos o descendientes de aquellos emigrantes nuestros. En otros casos, se trata de fenómenos completamente nuevos.

-Ya para terminar, ¿qué entiende usted por América?

-América es una realidad diversa, rica y por lo tanto compleja y su complejidad la hace apasionante. Su historia ha tenido que ver con la nuestra, pero con muchos ingredientes propios, personales y puramente autóctonos. Hay muchas américas, no se puede generalizar una misma idea.

Esta entrevista foi publicada no suplemento Campus de El Progreso, o mércores, 17 de novembro de 2004