Saltar ao contido principal
Xornal  »  "España y Portugal deben aumentar la colaboración entre sus universidades"

Armando Mascarenhas Ferreira, rector de la Universidad de Tras os Montes e Alto Douro

"España y Portugal deben aumentar la colaboración entre sus universidades"

Armando Mascarenhas Ferreira
Armando Mascarenhas Ferreira
  • Ignacio Rodríguez

El rector de la todavía joven Universidad  de Tras os Montes e Alto Douro, el luso  Armando Mascarenhas Ferreira, que formó parte del jurado encargado de fallar  la quinta edición del Premo Aresa de Desarrollo Rural y mantiene una estrecha e  intensa relación con el equipo de gobierno de la Universidad de Santiago, considera que las instituciones académicas de  la Península Ibérica deberían reforzar  aún más sus alianzas en el futuro a fin de  conseguir una fructífera colaboración.

Usted, que dirige una joven universidad lusa, ha sido invitado por la  Universidad de Santiago para formar  parte del jurado del Premio Aresa. ¿La  colaboración entre ambas instituciones académicas se restringe sólo a actos de este tipo?
Ni mucho menos. Fíjese usted, la  USC y la Universidad de Tras os Montes  e Alto Douro acaban de suscribir un importante convenio de colaboración para  establecer un proyecto de movilidad estudiantil que favorezca el intercambio de  universitarios entre las dos instituciones a  través del programa Sócrates Erasmus.

¿Existe un flujo de estudiantes voluminoso entre ambas instituciones?
Espero que así sea a partir de ahora,  puesto que la movilidad estudiantil es  muy positiva tanto para los jóvenes, como  para las propias universidades. Los jóvenes conocen y disfrutan de nuevas experiencias, mientras que las universidades  se acercan a través de su alumnado a las  iniciativas educativas que se llevan a cabo en otros centros y en otros países.

La creación del futuro espacio europeo de enseñanza superior se presenta como un escenario inmejorable  para potenciar el carácter internacional de las universidades.
Desde luego. Creo que este nuevo  espacio educativo va a ser muy beneficioso para todos, porque permitirá un mayor intercambio y también una relación  más constante entre universidades de  distintos países.

¿Cree que este proyecto europeo  puede relanzar las relaciones académicas entre España y Portugal?
Estoy seguro de ello y además considero que es necesario, pues entiendo  que las universidades portuguesas y las  españolas deberían tener más proyectos  en conjunto, porque así saldrían ganando  las dos partes y también los estudiantes.  El espacio europeo de educación superior es una oportunidad única para estrechar las relaciones entre las universidades, tal y como se dice en los  postulados de la Declaración de  Bolonia.

La Universidad de Tras  os Montes y la de Santiago  están muy próximas en el ámbito geográfico, pero ¿se traduce esta  cercanía física en iniciativas  académicas conjuntas?
La Universidad de Tras os Montes e Alto Douro tiene la firme intención de ampliar todas las líneas de colaboración posible con la USC, que es una universidad  de mucho prestigio y que goza de una importante tradición educativa y de un gran  prestigio internacional. Estos deseos tienen que plasmarse en acuerdos puntuales y ahora se estudia la creación de un  posgrado conjunto y también se baraja la  posibilidad de establecer líneas de colaboración o intercambio de profesorado y  de investigadores.

Usted apunta la posibilidad de  crear un posgrado conjunto con la  USC, ¿se refiere a una actividad formativa encuadrada dentro del programa ‘Erasmus Mundi’?
Sí. Ahora estamos en la fase de elaboración de un máster Erasmus Mundi,  cuyos contenidos formativos estarán ligados al área de Ciencias Sociales y Económicas y empezará a funcionar en  muy poco tiempo.

¿Conoce el campus de Lugo?
Un poco, pero muy por encima. [Sonríe...] Sé que tiene cuatro facultades,  una escuela Politécnica importante y otro  centro de formación de profesores.

¿Qué impresión tiene de esta también joven sede universitaria?
El campus de Lugo ha crecido mucho y  sigue una línea ascendente. Entiendo que es  una sede universitaria  con entidad propia y que  cada vez tiene más relevancia y capacidad de influencia en el conjunto  de la Universidad de Santiago. La  Universidad de  Tras os Montes  Alto Douro tiene  matriculados unos 6.500  alumnos de  primer y segundo ciclo,  además de  otros mil estudiantes de doctorado. Nuestra población estudiantil es muy similar a la que  presenta el campus lucense.

Los últimos años en la universidad española y, más en concreto, en la  institución académica compostelana,  han estado marcados por una precaria  situación económica. ¿Cómo es la situación financiera del sistema universitario luso?
¡Qué casualidad! En Portugal, las  universidades tienen los mismos problemas que en España. Los recursos económicos son escasos y el número de estudiantes también desciende de forma progresiva.

Atisba alguna solución para poder invertir esta situación?
Estamos ante una etapa sin lugar a  dudas muy compleja. Por ello, la única  forma de cambiarla es trabajar para hacer  que nuestras universidades sean cada  vez más competitivas y capten más recursos a través de proyectos de investigación.

La caída del alumnado es uno de  los problemas que ha de superar la  Universidad de Santiago, que ya ha  adoptado alguna medida a fin de paliar este problema. ¿Cómo incide el  bache demográfico en la institución  académica que usted dirige?
La Universidad de Tras os Montes e  Alto Douro sí se ha resentido en su cifra  de matriculados por culpa del bache demográfico. Además, como es una universidad situada en el interior, donde  hay menos empresas que en las zonas  costeras y también menos población, el problema se hace notar aún más. Por ello, la captación de estudiantes pasa  ahora por presentar una oferta académica cada vez  más atractiva y también por alcanzar a cada paso  un mayor grado de competitividad.

Por lo que usted ha  explicado, la realidad universitaria de España y de  Portugal presentan más similitudes que divergencias, pero ¿cómo es la colaboración que mantienen  las empresas con la universidad lusa?
En Portugal sí existe una buena colaboración entre universidad y empresa.  No obstante, las instituciones  ubicadas en las zonas costeras, donde están las ciudades más grandes y también  la mayoría de las empresas,  son las que reciben más colaboración. Pese a todo, nuestra universidad tiene buenos ejemplos de este tipo de colaboración, tal y como lo demuestran los múltiples estudios de ordenación  del territorio realizados y ya  publicados.

Entrevista publicada no suplemento Campus do xornal El Progreso, o mércores 23 de febreiro de 2005