Saltar ao contido principal
Xornal  »  "Cualquier dialecto participa de una lengua general y es un filtro de identidad de la comunidad hablante"

Concepción Company Company, Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua Española

"Cualquier dialecto participa de una lengua general y es un filtro de identidad de la comunidad hablante"

Concepción Company Company
Concepción Company Company
  • Ignacio Rodríguez

La catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México  (UNAM) y miembro numerario de la Academia Mexicana de la  Lengua Española, Concepción Company Company, que el próximo día 26 impartirá una conferencia en la facultad de Humanidades bajo el título Estilística y Gramática en el Cantar de Mio Cid,  sostiene que la “lengua es la gran herramienta para manifestar la  cultura y la visión de mundo de los seres humanos

Usted desarrolla su actividad científica en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero ¿qué relación le une con la Universidad de Santiago de Compostela?
Es la segunda vez que vengo a la USC; el año pasado como  jurado en una tesis de doctorado y para impartir un seminario de  gramaticalización y ahora como profesora visitante por un mes para trabajar también en cambio lingüístico y sintaxis histórica del español.  

¿Supone la institución académica compostelana un referente para las universidades iberoamericanas?
El grupo de investigación de funcionalistas de la Universidad  de Santiago es un equipo ampliamente reconocido fuera de España y la USC es una universidad muy prestigiosa, de una larga  trayectoria en estudios gramaticales; en lo particular en la UNAM  tenemos con el grupo de Santiago estrechas afinidades, tanto en  cuanto a temas específicos de análisis, como al acercamiento teórico a los datos lingüísticos y, de una manera más general, en  cuanto a la conceptualización de la lengua y a su interrelación con  hechos cognitivos y culturales.

¿Entiende entonces el idioma como uno de los principales nexos que une pueblos y culturas?
Así es. Creo que la lengua es la gran herramienta para manifestar la cultura y la visión de mundo de los seres humanos.

¿Cómo definiría la colaboración entre la UNAM y la USC?
Mi grupo de investigación de la UNAM mantiene desde hace  años un fructífero intercambio de materiales y publicaciones con la  USC y espero que lo sigamos haciendo. Creo que lo que de manera especial nos une con esta institución es el estudio de una lengua  en uso. Además, una parte importante de estos planteamientos fraguan en la elaboración de  corpus amplios, sincrónicos y  diacrónicos, cosa que llevamos  haciendo desde hace tiempo en  ambas universidades y  con buenos resultados.

¿Ve necesario incrementar los vínculos y la colaboración  entre las universidades de uno y otro la do del Atlántico?
Son bastante buenos esos vínculos en general, si bien, como es lógico, dependiendo de afinidades teóricas y problemas específicos a estudiar,  suelen ser más estrechos  en algunos casos, como  ocurre con la UNAM y la  USC, la Complutense, la de  Universidad de Valladolid o  las dos universidades de  Barcelona. Sin embargo,  tomar conciencia de que al  otro lado del Atlántico hay  más de 350 millones de  hispanohablantes, con  una gran diversidad  lingüística y étnica, puede enriquecer enorme mente el trabajo individual e institucional que  se hace en España, ya  que se amplían los  marcos de referencia,   y los datos y los problemas aislados pueden tomar una nueva y más justa dimensión. Y lo mismo nos ocurre a nosotros. 

Española de nacimiento y mexicana de adopción, su vida ha discurrido a  caballo de estos dos países, que además de tener elementos culturales comunes, también comparten una misma  lengua, pero ¿dónde se conserva mejor  la identidad del español, en España o en  Hispanoamérica?
No es un asunto, creo yo, de dónde se  conserva mejor el español, pues cualquier  dialecto participa de una lengua general y  es a la vez en sí mismo una esponja o un  filtro de identidad de la comunidad particular que lo habla y por lo tanto se renueva de  manera constante e imperceptible. La oposición muy posiblemente no sea Hispano américa-España, puesto que cada país  hispanoamericano tiene una marcada personalidad antropológica, étnica y lingüística, que lo hace bastante distinto del país de al lado, y también dentro de España, las diferencias lingüísticas  son enormes. 

¿Considera que las variedades lingüísticas que presenta  el español en Hispanoamerica deberían tenerse en cuenta a la  hora de elaborar gramáticas y diccionarios?
Sí, por supuesto. Es clarísimo que las gramáticas de referencia del español, al menos las elaboradas en los siglos XIX y XX,  están sometidas a lo que yo he llamado “presión sociolingüística castellanocéntrica”, concretamente presión de la norma de Madrid,  y suelen olvidarse de las otras muchas normas contenidas en el  español general.

¿No atisba visos de cambios ante esta situación?
Sí, percibo pequeñas evoluciones y creo que está cambian do la actitud y la perspectiva se está ampliando. La gramática que  está elaborando actualmente la Academia de la Lengua Española  ya toma en cuenta las normas generales españolas e hispanoamericanas; es una gran madurez por parte de la Academia.

Las filologías no figuran hoy en día entre las preferencias  de los universitarios españoles, ¿ocurre lo mismo entre la población estudiantil mexicana?  
No, yo creo que las filologías gozan de cabal salud en México, al menos en la UNAM, si bien es cierto que nunca han sido carreras de matrícula muy numerosa, unos 40 alumnos por aula,  nunca hemos tenido 100 alumnos o 120. Posiblemente, contribuyen dos hechos, por una parte que la universidad no es un nivel  de estudios tan generalizado como en España. Además, también  contribuye a la buena salud de la filología el hecho de que no son  tan problemáticas como aquí, creo yo, las salidas laborales para  los jóvenes filólogos. 

¿Cuál es su cometido en Academia Mexicana de la Len gua Española?
Resulté elegida miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua en septiembre del año pasado. Al igual que las  academias de los otros países hspanoamericanos, se constituyó  en el siglo XIX a imagen y semejanza de la RAE. Nos reunimos  también los jueves, tenemos casi las  mismas comisiones de trabajo,  ambas corporaciones se rigen  por una normativa similar y existe una muy fluida relación entre  la Real Academia Española y la Academia de México.

El estudio diacrónico del  español ha ocupado  buena parte de sus investigaciones duran te los últimos años,  ¿qué cambios más  relevantes apuntaría  usted en la evolución  de esta lengua?
No es fácil, aun  más, es dificilísimo resumir en unas líneas la  evolución del español,  sobre todo porque la  esencia de las lenguas es  su constante transformación imperceptible, transformación que está condicionada por hechos internos  a la lengua, como su estructura, huecos en la morfología, polisemias, ambigüedades, etc.;  por hechos externos como la situación o el contexto cultural, social y político en  que se mueven los hablantes, y por las necesidades comunicativas  y tensiones comunicativas de diverso tipo entre los miembros de  una comunidad.

Entrevista publicada no suplemento Campus do xornal El Progreso, o mércores 20 de abril de 2005