Saltar ao contido principal
Xornal  »  "Los hábitos laborales de Galicia son condicionantes de enfermedades diferenciales"

Francisco Javier Jorge Barreiro, catedrático del departamento de Ciencias Morfológicas de la USC

"Los hábitos laborales de Galicia son condicionantes de enfermedades diferenciales"

Francisco Javier Jorge Barreiro
Francisco Javier Jorge Barreiro
  • Ignacio Rodríguez

Jorge Barreiro afirma que uno de los objetivos de la medicina física es evitar que el hombre enferme. El catedrático del departamento de Ciencias Morfológicas de la Universidad de Santiago de Compostela y jefe del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del CHUs, Francisco Javier Jorge Barreiro, sostiene que la rehabilitación es una disciplina científico médica, cuyo principal objetivo es evitar que el hombre enferme.

¿Tiene la rehabilitación el rango de disciplina científica o se trata simplemente de una terapia médica?
La medicina física y de rehabilitación es una especialidad médica. Se precisa ser médico, realizar el examen Mir y hacer cuatro años de especialidad. Por ello es una disciplina científico-médica.


¿Las sesiones de rehabilitación curan realmente las dolencias o sólo las mitigan?
Entre los objetivos de la medicina físca y la rehabilitación se halla la prevención para evitar que el hombre enferme, si ha enfermado lo trata mediante la medicina física, y procura que en el tiempo más corto posible vuelva a su actividad normal, o que si no es posible su curación, consiga la máxima actividad personal, social, intelectual y laboral.


¿La rehabilitación actúa sobre cualquiera de las zonas del cuerpo humano?
Cualquiera de los órganos, aparatos y sistemas del cuerpo humano son susceptibles de ser tratados mediante la medicina física y la rehabilitación. Los tratamientos más conocidos son los que afectan al sistema músculo-esquelético y al sistema nervioso, pero también realizamos tratamientos en pacientes con afecciones cardiovasculares, respiratorias, O.R.L., genito-urinarias y digestivas.


Usted y su equipo del CHUS emplean a modo de rehabilitación la toxina botulínica. ¿Está demostrada su capacidad para erradicar las cefaleas?
La toxina botulínica tiene una eficacia basada en la evidencia en algunas afecciones como la espasticidad, pero tiene otras indicaciones cuya eficacia está por demostrar en todos los pacientes. Una de estas indicaciones es el dolor de cabeza, en el que la toxina botulínica no es eficaz en todos los casos. Nosotros tenemos un programa de investigación para conocer los casos en los que el tratamiento con toxina butolínica es efectivo. Eligiendo los pacientes, nosotros en la actualidad conseguimos buenos resultados con la toxina butolínica en el 50% de los pacientes con cefalea.


¿La medicina preventiva y su buen uso podría evitar o sustituir buena parte de los tratamientos de la medicina física o de rehabiltación?
El primer postulado de la medicina nos dice que prevenir es mejor que curar.


¿Contribuyen las terapias rehabilitadoras a disminuir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades?
Una labor primordial de la medicina física y rehabilitación es la de prevenir enfermedades. Todos sabemos que el ejercicio físico realizado correctamente previene muchas enfermedades. Por ejemplo cambiando los hábitos posturales se pueden prevenir enfermedades de la columna vertebral, o el realizar ejercicio físico moderado previene las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis.


¿Cuáles son los retos más inmediatos que debe afrontar la medicina que se practica en el servicio que usted dirige en el CHUS?
Es prioritario para nosotros conseguir realizar medicina preventiva y tratar a todos los pacientes con linfedema, montar una unidad de tratamiento integral de pacientes con daño cerebral adquirido, y también crear la unidad de terapia cardiorespiratoria.


¿De qué forma influye el sedentarismo que predomina en los actuales hábitos sociales en la salud física?
Los hábitos sedentarios y la alimentación incorrecta son causa de muchos problemas como la obesidad, la diabetes, la osteoporosis, la arteriosclerosis y los defectos posturales. Mejorando la alimentación y realizando ejercicio podríamos aumentar la esperanza de vida, disminuir enfermedades como el infarto de miocardio, las trombosis cerebrales, la diabetes y la artrosis. Todo ello con un gasto mínimo.


¿Aprecia dolencias o patologías atípicas entre los pacientes de Galicia y los de otras regiones o países a cuasa de condicionantes exógenos, tales como las condiciones climatológicas?
Los factores como la climatología influyen poco en las enfermedades. Lo que si es diferencial en Galicia son los hábitos de vida como el tipo de comida y su cantidad. También los hábitos en el trabajo son condicionantes de la enfermedad en nuestra región. Piense usted que el cuerpo humano no es ninguna grúa ni ninguna carretillas, y sin embargo hasta hace pocos años los trabajadores gallegos tenían la costumbre de llevar grandes pesos sobre la cabeza, y este hábito ha provocado cantidad de pacientes con procesos degenerativos en la columna vertebral y en las extremidades inferiores (rodillas, caderas y tobillos). Nuestros marineros todavía siguen forzando sus articulaciones y músculos, cuando podrían utilizar instrumentos mecánicos.


Y si hablamos de servicios terapéuticos, ¿la actividad desarrollada en los servicios de rehabilitación de los distintos hospitales gallegos presentan una calidad homogénea?
Todos los hospitales gallegos tienen un nivel de calidad en la especialidad de medicina física y rehabilitación, pero no todos tienen los mismos recursos.


Al margen de cuestiones relativas al bienestar, el impacto socieconómico de la rehabilitación también es notable. ¿Cuál es su impresión al respecto en el caso de Galicia?
Creo que los equipos integrados de medicina física y rehabilitación sufrirán un desarrollo importante en Galicia, pues el bienestar personal y familiar así lo exigirá.


Usted presidió el comité organizador del XXIII Congreso de la Sociedad Gallega de Medicina Física e Rehabilitación, celebrado el pasado viernes en la facultad de Medicina de la USC. ¿Qué repercusión van a tener para el futuro las conclusiones alcanzadas en este foro?
Que todos los gallegos tengan las mismas posibilidades de tratamiento, realizar protocolos comunes en Galicia, y llamar la atención a las autoridades para mejorar la tecnología en nuestra especialidad.


¿Cree importante el nivel de la investigación realizada en Galicia en el ámbito de las Ciencias Morfológicas?
Sí, existen equipos de investigación muy competitivos en nuestro departamento universitario, pero siempre aspiramos a mejorar.


Y si hablamos de política universitaria, usted, que ya fue decano de Medicina y cuenta con una dilatada experiencia en el área de la gestión, ¿qué le demandaría al equipo de gobierno de la USC resultante de las elecciones a rector que se celebrarán el próximo año?
Algo muy simple, que gobernara de verdad para toda la comunidad universitaria, y que contara con todos, pues todos los universitarios tienen algo que decir en el Universidad, bien es cierto que unos más que otros.


Entrevista publicada no suplemento Campus do xornal El Progreso, o mércores 16 de novembro de 2005