Saltar ao contido principal
Xornal  »  "Supone una enorme responsabilidad abordar la creación de un centro del que se esperan excelencias internacionales"

José Rivas Rey, catedrático de Electromagnetismo de la Universidad de Santiago

"Supone una enorme responsabilidad abordar la creación de un centro del que se esperan excelencias internacionales"

José Rivas Rey
José Rivas Rey
  • Ignacio Rodríguez

Rivas Rey asegura que uno de los objetivos del futuro instituto hispano-luso de I+D es fortalecer “la identidad ibérica en ciencia y tecnología”. El catedrático de Electromagnetismo y director del departamento de Física Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, el lucense José Rivas Rey, ha sido propuesto para dirigir el futuro instituto de I+D hispano-luso que estará ubicado en la ciudad portuguesa de Braga.

La Nanotecnología es una disciplicina científica que ha experimentado un gran desarrollo en las últimas dos décadas, pero ¿cuál es su incidencia en la sociedad actual?
Debemos tener en cuenta, que la Nanotecnología nace en el ámbito de la física electrónica, más concretamente, en sus aplicaciones a la fabricación de ordenadores. En general está en lo que hoy conocemos como microelectrónica. Por lo tanto, la presencia de la Nanotecnología, ya en el campo de la informática, es hegemónica. En otros ámbitos, también ha comenzado un desarrollo importante en temas como la ciencia de materiales o mismo en temas de biotecnología.

¿Es la Nanotecnología el motor de la revolución tecnológica de la que somos testigos?
Aunque ya estamos disfrutando de muchas de sus ventajas, yo más bien diría que la Nanotecnología será la siguiente revolución tecnológica. Por supuesto, los historiadores de la ciencia dirán a posteriori qué período abarca. En lo que sí parece haber coincidencia es en el punto de arranque histórico, que se remonta a una conferencia del Premio Nobel de Física Richard Feynmann en el Instituto Tecnológico de California en 1959, donde llamó la atención sobre las posibilidades tecnológicas del control sobre los átomos.

Usted, junto con la investigadora de la USC María José Alonso participó en la elaboración de un informe promovido por la Fundación Europea para la Ciencia sobre el futuro de la Nanomedicina en Europa. ¿A qué conclusiones llegó en este estudio?
El primer informe elaborado, que aparece publicado en febrero de 2005, y que fue editado por la Fundación Europea para la Ciencia, destaca la importancia de la Nanociencia en temas biomédicos, concluyendo que la nanomedicina desempeña y va a jugar un papel fundamental en el futuro del diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades. En el documento marco, el comité fijó cinco líneas principales de actuación para el futuro inmediato: nanomateriales y dispositivos, monitorización y herramientas de análisis, nuevas terapias y transporte de fármacos, aplicaciones clínicas y reglamentos y toxicología.

Ha sido propuesto para dirigir el instituto de I+D hispano luso, que se ubicará en Braga. ¿Qué supone para usted este nombramiento?
En primer lugar quiero indicar que este gran honor que ha recaído sobre mi persona, a propuesta de las presidencias portuguesa y española, es un reconocimiento a los excelentes investigadores que hay en estos campos en España y Portugal, y en particular, a los investigadores gallegos que hemos sido pioneros en la Nanociencia. Por otro lado, supone una enorme responsabilidad abordar la creación de un centro de estas características, del que se esperan excelencias internacionales. Soy consciente de que la responsabilidad que asumo es muy grande e incluye el compromiso de que nuestros investigadores (en especial los jóvenes) tengan un lugar para desarrollar sus potencialidades sin necesidad de emigrar a países más avanzados.

¿Cuándo empezará a funcionar este instituto tecnológico?
En este momento no tengo ninguna fecha prefijada, aunque sí puedo indicarle que su velocidad de creación se prevé rápida. No obstante, la rapidez debe ser compagindada con el análisis sereno que necesita un proyecto de esta envergadura. Un error en su creación hipotecaría el futuro

¿Y cuáles serán las principales líneas de investigación que van a abordar en este instituto de I+D?
En principio está pensado para dos grandes líneas: Nanotecnología y Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones. Evidentemente, los detalles de las líneas preferentes será algo que tendremos que acordar en el futuro próximo entre España y Portugal.

Las primeras informaciones relativas a la puesta en marcha de esta nueva infraestructura científico-tecnológica apuntaban que contaría con un presupuesto inicial de 30 millones de euros y con un grupo de más de 200 investigadores, pero ¿cuál va a ser la representación de la comunidad científica gallega en este centro?
Quiero comentar en este sentido que va a primar la excelencia y los mecanismos de selección serán los usuales en los mejores centros del mundo. En concreto, en Galicia, creo que tenemos varios grupos de excelencia, y algunos de sus investigadores podrán optar con garantías a la integración en este centro.

¿Cuántos grupos de investigación centrados en esta área del conocimiento trabajan en las universidades gallegas?
Hay más de los que parece. De hecho, probablemente mi nombramiento se deba a la cantidad y calidad de grupos gallegos en este terreno científico. Por supuesto las tres universidades gallegas tienen investigadores en este campo, y se espera que jueguen un papel importante en el futuro científico de este instituto.

La Nanotecnología tiene una gran repercusión socieconómica, pero ¿de qué forma contribuirá este instituto hispano luso de I+D a equiparar el desarrollo de Galicia y Portugal al de otras regiones más avanzadas?
Piénsese que uno de los pilares del mejor ejemplo de desarrollo en la UE, el de Irlanda, es la Nanotecnología y las TIC. Este instituto es un primer paso en la búsqueda de desarrollo tendente a la conexión de la generación de conocimiento con la empresa privada.

¿Ayudará también este centro a fortalecer los vínculos de la Eurorrexión?
Por supuesto, este es un centro hispano-portugués, cuyo objetivo es fortalecer la identidad ibérica en ciencia y tecnología. Evidentemente, dentro de ese contexto, por la ubicación que se le ha dado, el eje Galicia-Portugal Norte sale reforzado.

¿Cree que la proximidad geográfica del futuro insituto de I+D ayudará a combatir la creciente fuga de cerebros que se registra en Galicia?
La vocación del instituto es de excelencia internacional, donde nuestros investigadores convivirán con los mejores científicos. Estoy convencido de que en Galicia la calidad de los investigadores jóvenes es tan buena como la de otras partes del mundo. Sólo hay que crear las condiciones adecuadas para que la ósmosis de ideas funcione.

Como lucense, ¿cuál es su impresión del campus universitario de su provincia y de la actividad investigadora que lleva a cabo?
Lugo ha dado pasos de gigante en los últimos tiempos en el campo de la investigación, y la Universidad ha jugado un papel estelar en ello. Creo que hoy es una ciudad que puede estar orgullosa de la producción científica de su campus.

Entrevista publicada no suplemento Campus do xornal El Progreso, o mércores 30 de novembro de 2005