Saltar ao contido principal
Xornal  »  "La USC debería ofrecer formación continua exclusivamente virtual"

Máximo Pló Casasús, vicerrector de Oferta Docente e Espazo Europeo de la Universidade de Santiago:

"La USC debería ofrecer formación continua exclusivamente virtual"

Máximo Pló Casasús
Máximo Pló Casasús
  • Iolanda Casal

En pleno momento de definición de la reforma universitaria, Máximo Pló destaca la importancia de acertar en la oferta de los grados. Pero tampoco olvida otro reto: la formación a lo largo de la vida, en la que Internet puede abrir nuevas posibilidades

La universidad española se enfrenta a su mayor reforma de los últimos años. El Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) convertirá las licenciaturas y diplomaturas en títulos de grado –en la mayoría de los casos de cuatro años–, dentro del marco que el Ministerio de Educación (MEC) negocia estos meses. Son tiempos para un cambio en el que, destaca el vicerrector de Oferta Docente e Espazo Europeo de la Universidade de Santiago, Máximo Pló, "lo realmente crucial es acertar con la oferta de grados que vamos a tener". Pero su área también se preocupa por lograr una oferta atractiva de posgrados, que darán carácter oficial a muchos de los actuales másteres. Y de cursos de formación continua, un aspecto del EEES que se suele olvidar, pero que para Pló debe potenciarse a través de la modalidad virtual.

El MEC ha anunciado un nuevo cambio de planes en la reforma universitaria, ¿crea desasosiego tantas modificaciones en sus propuestas?
La nueva propuesta del Ministerio tiene ciertos aspectos que pueden ser buenos y otros que no compartimos, pero es cierto que está causando inquietud y desánimo en los profesores, que llevan tiempo trabajando en un escenario que ahora se ha cambiado. Con todo, esperamos que se cumpla el calendario ministerial, al menos medianamente.
 
Ya no habrá un catálogo cerrado de títulos de grado, sino que cada universidad presentará su propuesta de títulos, ¿no es esta demasiada libertad para el diseño de la oferta?
Buscando tres pies al gato, podría incluso darse la misma carrera con distinto nombre en dos universidades, pero cualquier propuesta deberá pasar un control de calidad, ser aprobada por la comunidad y autorizada para registrarse. La cuestión es que por ahora esto está muy poco precisado. No pretendo dar una visión negativa, simplemente hay que decir que en estos momentos se están definiendo una serie de cuestiones a partir de las cuales sabremos si es realmente positivo.
 
¿Puede ayudar esta reforma a corregir disfunciones derivadas de la multiplicación de una carrera en varios campus gallegos, a través de la diferenciación vía especialización, como sugiere la Xunta?
Sin ninguna duda. Es una oportunidad para ver qué oferta estamos haciendo en el Sistema Universitario de Galicia y, entre comillas, corregirla, de manera que lo que ofertemos sea lo que demandan tanto los alumnos como la administración y los sectores productivos... Lo que tenemos que tener claro es que lo realmente crucial es acertar en la oferta de grados que vayamos a tener, cumpliendo la función de formar y de responder a lo que demanda el tejido productivo.
 
El MEC dice que todas las carreras, salvo excepciones, durarán cuatro años. En Cataluña los rectores piden que puedan ser de tres...
En Cataluña piden flexibilidad. Uno de sus argumentos es que hay carreras de tres años que funcionan bien, con mucha demanda y buena inserción laboral de los titulados, así que dicen no sería conveniente cambiarlas. Es un tema que está en discusión, ni todas las universidades ni todas las comunidades autónomas opinan lo mismo.
 
La USC estrenó este curso los primeros nueve posgrados oficiales, ¿qué balance hace? Hay quien piensa que es empezar la casa por el tejado...
Se han cumplido razonablemente bien las expectativas que teníamos, pero sí soy personalmente crítico con el hecho de que estemos impartiendo los posgrados antes de existir los grados, porque genera bastantes disfunciones, en el sentido de que hay que hacer una oferta pensada para los alumnos que realicen grados, de cuatro años, pero los primeros alumnos de los posgrados vienen de carreras de cinco años.
 
De su departamento también depende el Centro de Tecnoloxías para a Aprendizaxe (CETA), encargado del Campus Virtual ¿Qué proyectos de expansión hay en este servicio?
El Campus Virtual ya está siendo una importante herramienta de apoyo para un gran número de asignaturas y sigue creciendo. También estamos trabajando para crear un campus virtual para todo el Sistema Universitario Galego, pero además de eso, pensamos que la USC debería ofrecer titulaciones propias y cursos de formación continua no presenciales para nuestros ex alumnos y personas de otros continentes. Creo que sería una herramienta crucial para llegar a Hispanoamérica y a los países de habla portuguesa.
 
¿Pero estaríamos hablando de una oferta exclusivamente virtual o combinada con la presencial?
Habría que utilizar todas las posibilidades que tenemos, desde la presencial y la semipresencial a la virtual. En formación continua sería muy importante tener una oferta exclusivamente virtual, y le puedo decir que se está trabajando en algunas experiencias en este sentido. Cuando se habla del Espacio Europeo de Educación Superior, apenas se cita la formación continua, pese a que está definiendo la formación a lo largo de la vida. Algo fundamental porque hoy, al cabo de unos años, tal y como avanza la tecnología y el conocimiento, lo que hemos aprendido se queda obsoleto y hay que, como se dice, reciclarse. Y esa formación debe definirse junto con los sectores productivos o de la Administración, para responder a sus necesidades.

Entrevista publicada no xornal El Correo Gallego, do 18 de novembro de 2006