Saltar ao contido principal
Xornal  »  "El 'Rof Codina' es el modelo a imitar por los hospitales veterinarios de España"

Luis Felipe de la Cruz Palomino, director gerente de la Fundación Rof Codina

"El 'Rof Codina' es el modelo a imitar por los hospitales veterinarios de España"

Luis Felipe de la Cruz Palomino
Luis Felipe de la Cruz Palomino
  • Ignacio Rodríguez

El director gerente de la Fundación Rof Codina, Luis Felipe de la Cruz Palomino, que accedió al cargo hace ya nueve años, resalta la progresión experimentada por el hospital veterinario dependiente de la fundación en este periodo, al tiempo que incide en los múltiples beneficios que ha reportado la facultad de Veterinaria de Lugo para el sector agroganadero lucense.

El hospital veterinario ‘Rof Codina’ ha sido una pieza clave para que la facultad de Lugo alcanzara la homologación europea. ¿Cree que el complejo hospitalario volverá a ser crucial para renovar esta acreditación el próximo año?
El hospital es fundamental en la actividad curricular de los veterinarios en toda Europa, tanto en las enseñanzas clínicas, como en la propia formación de los alumnos, que pueden comprobar en este hospital como la clínica veterinaria es más paramétrica y requiere de varios servicios hospitalarios.

Usted anunció recientemente un aumento de la casuística atendida por los facultativos del Rof Codina, pero ¿cumple ya este hospital las ratios exigidas por la AEEVE?
El incremento del número de casos atendidos en este creció de forma constante desde 1998 y, de modo más acentuado en los últimos cuatro años. Respecto a los indicadores mínimos exigidos por la comisión europea estamos en una buena situación en lo relativo a pequeños animales, pero tenemos que aumentar los casos de grandes animales, porque la facultad de Veterinaria de Lugo está ubicada en la región más ganadera de toda España.

Hablar de grandes animales en Lugo es casi sinónimo de hablar de vacas. ¿Podría hacer una estimación del número de reses de vacuno que atienden actualmente?
Pues mire, en la actualidad los facultativos del Rof Codina atienden varias explotaciones de particulares, en las que hay unos 3.000 animales. Además, dentro de un mes llegaremos a acuerdos de colaboración con otras explotaciones agropecuarias, que tienen en torno a 1.500 vacas más. Esto permitirá convertirnos en el hospital veterinario de España que atiende más casos de vacuno, pero sin parangón alguno.

¿Qué servicios prestan en estas explotaciones?
Nuestros facultativos realizan los mismos servicios que cualquier veterinario. Además de esta labor clínicia y asistencia, también organizan visitas programadas con los universitarios de forma periódica.

Y si hablamos de pequeños animales, ¿cuál es el perfil de los casos que reciben?
Los casos de pequeños animales se atienden todos en las instalaciones hospitalarias y podríamos hablar de tres grandes grupos: Casuística de mascotas, animales referidos de otras clínicas veterinarias y los procedentes de las protectoras. Además, el Rof Codina, a través de un convenio con la Consellería de Medio Ambiente, presta ahora asesoramiento técnico y clínico a diversos albergues de toda Galicia. Esto, sumado a la asistencia de otras especies denominadas exóticas, nos permite superar los 5.000 casos al año.

¿Qué debe primar en un hospital veterinario universitario, la labor asistencial o su labor formativa?
Una cosa va unida a la otra. Sin actividad clínica asistencial no podemos avanzar en la formación de los alumnos. Además, la labor clínica asistencial es un elemento fundamental para que los alumnos vean casos reales y aprendan a resolverlos.

¿Considera que la responsabilidad clínica y académica que pesa sobre el ‘Rof Codina’ resta protagonismo al hospital en el ámbito agroganadero?
La actividad clínica asistencial diaria repercute en nuestros facultativos y profesores vinculados en el ámbito de la investigación. Las obligaciones docentes hace que nuestros facultativos estén sometidos a examen continuamente, lo que implica una actualización constante. Este esfuerzo halla un reconocimiento relativamente pequeño en el ámbito universitario.

Y si hablamos de los veterinarios, ¿Supone el ‘Rof Codina’ un referente para ellos?
Este hospital clínico veterinario adquiere cada vez más protagonismo como centro de referencia para profesionales. Aquí recibimos muchos casos referidos y también numerosas consultas a través del Servicio de Toxicología Veterinaria y del Servicio de Información de Residuos de Fármacos. Estos servicios en red son utilizados por veterinarios gallegos y de otras regiones.

La Fundación Rof Codina cuenta este año con 1,7 millones de presupuesto, un 56% más que el pasado ejercicio. ¿Se traducirá la disponibilidad de más recursos en una mejora de los servicios prestados?
Esperamos que sí, pues este presupuesto extraordinario se debe al esfuerzo y al interés de los patronos porque la facultad de Veterinaria renueve su acreditación europea. Los recursos disponibles se aprovecharán para acometer reformas necesarias en el hospital, aumentar la casuística de grandes animales, para lograr un mayor desarrollo de hospitalización y también para mejorar los servicios de referencia en diagnóstico por imagen, oftalmología...

¿Sería lícito afirmar que el ‘Rof Codina’ es el hospital veterinario mejor financiado de España?
No es que sea el mejor financiado, pero sí es el que tiene la mejor herramienta para su financiación, de ahí que su modelo de fundación sea imitado por el resto de los hospitales veterinarios de las universidades españolas.

¿Y el que mejor funciona?
Sí, por eso este hospital es un modelo a imitar por los demás.

La Fundación Rof Codina ha liderado la creación de la asociación de hospitales veterinarios de España, que funcionará en red, pero ¿cuál será su cometido?
Esta asociación, que se constituirá en breve y tendrá su sede fija en Lugo, está enfocada al ámbito docente y de investigación, así como al intercambio de experiencias clínicas. Esto implicará una estandarización de las actividades formativas de los pregados y de los posgrados. Además, esta asociación de hospitales veterinarios también posibilitará la realizacón de proyectos de investigación y de ensayos clínicos a gran escala.

¿Cree que el ‘Rof Codina’, en particular, y la facultad de Veterinaria, en general, han contribuido a potenciar el sector agroganadero provincial?
La facultad de Veterinaria de Lugo ha contribuido al desarrollo del sector agropecuario en Lugo y tuvo una repercusión postivia en Galicia, tanto en la mejora de la producción como de la calidad de vida de las personas.
 

Entrevista publicada no suplemento Campus do xornal El Progreso, do 28 de febreiro de 2007